portada
archivo
foro
staff
El padre de la música, 2
Por Hugo Covaro

INSTRUMENTOS MUSICALES DE LOS MAPUCHES

El Cultrún

Cuentan los mapuches que Nguenechén, el dios supremo y padre de las razas aborígenes, eligió de entre todos los instrumentos musicales al cultrún, al que puso en manos de la machi, y que desde entonces es sagrado.

Su vientre sonoro tiene el perfume y las voces misteriosas de las maderas con las que se lo talla: el foye (canelo) el triwe (laurel), el ciprés o el raulí. Es el instrumento chamánico por excelencia (como lo es el tambor para los hindúes y los tibetanos) y el compañero e inspirador del trance místico.

Aseguran que antes de tensar una membrana de cultrún, la machi introduce en él su canto y parte de su pullú (alma) y que lo carga con propiedades mágicas o curativas al colocar en él piedritas de colores, plumas, pelo de animales o hierbas medicinales. Y, también, que cuando la hechicera lo toma tiene el mundo entre sus manos, haciendo referencia a la forma semiesférica y a los dibujos que lo ornamentan con los colores sagrados (azul, amarillo y blanco), la cruz y las extrañas figuras que representan, posiblemente, el orden y equilibrio entre el cosmos y sus criaturas.
Con el tambor de los indios junto al pecho la mediadora sagrada está a la altura de su dios y puede invocarlo golpeando sobre el parche con el palo percutor de cabeza de rellmú (arco iris). Con él hace sus rogativas y vuela al más allá. Con él acompaña los taïeles y las danzas en torno al rehue (altar sagrado). Con él da por iniciados los nguillatunes o camarucos (rogativas).


 

buscar