portada
archivo
foro
staff
Sed
Por Patricia Damiano
La partida he ganado: soy este cuarto y la voz, esta voz del alarido cuenco diatriba. Casta diva y Fassade en la calma incierta. El bosque debe su misterio a la mariposa, al gusano. Diles que somos uno y lo mismo. Hubo un disparo y esta espada que entona su aire en el espacio, y hay la sangre que no duele. Los caballos se desbocan; tiéndeme a Mishima muriendo, él sabe que el honor es un placer cautivo y que lo has perseguido en el rumor de una hoguera. Juega conmigo en el revés del océano. Estaré porque has sabido que el error te apuñalaría a las cuatro.


Y fue adiós un oboe, su canto de sierpe.

De nuez la sílaba, sin traiciones.

Cree el sable desdoblar mi saliva y el cabello que te desmiente. Somos este cálculo del mar y de las torres. Tú, la torre. Tú la altura. Tú un animal herido que gemirá cuando también hiera este durazno.

Haz secreto, pide un oasis: olvida la sed.



 

buscar